Centro Holistico Afinando el Alma

Asociacion Española de Medicinas Ancestrales Internacionales Nº Reg. 619016 Alicante España

Centro Holistico Afinando el Alma

Asociacion Española de Medicinas Ancestrales Internacionales Nº Reg. 619016 Alicante España

JUREMA

LA VISIÓN DEL CHAMAN

La Jurema es una bebida muy popular en Brasil elaborada con la raíz del árbol del mismo nombre denominado Jurema.

Los mayordomos, los sacerdotes tupis, elaboraban la bebida de jurema-blanca, que tenía propiedades afrodisíacas.

Era considerada bebida sagrada, servida en reuniones muy especiales.

De las raíces y de las raspaduras realizadas a las ramas, los hechiceros babalorixás pernambucanos, los maestres del catimbó, los país-de-terreiro de los candomblé de caboclo en Bahia hacen uso abundante.

Hasta el siglo XIX beber jurema era sinónimo de hechicería o práctica de magia.

 

COMO ES UNA CEREMONIA CON JUREMA?

Nuestras Ceremonias de Jurema se Realizan Identicamente como las Ceremonias de Ayahuasca, con el mismo Respeto a las Plantas y Las mismas condiciones de entrega por parte de los participantes.

JUREMA es una mezcla de plantas de la Amazonía, EN ESTE CASO DE BRASIL, capaz de inducir estados alterados de conciencia, que duran normalmente entre 3 y 6 horas después de la ingestión.

Desde efectos suaves y estimulantes hasta extremamente visionarios, como la AYAHUASCA, es usada principalmente como cura y medio de comunicación chamánica, típicamente en sesiones ceremoniales con guías.

Nosotros os acompañamos en estas hermosas Ceremonias, os guiamos y estamos con vosotros en todo momento para que vuestra labor se realice desde la traquilidad de los participantes, pero sois vosotros quienes teneis que recorrer el camino en ese conocimiento interno.

Tenemos que conocernos sin miedos, sin culpas ni juicios para enteder la capacidad de la que disponemos.

El ingrediente principal de esta Poderosa Medicina Ancestral de la selva es la MIMOSA HOSTILIS, que tal como el propio té es llamada de JUREMA (que significa ‘PLANTA ESPINOSA HEDIONADA’).

El ingrediente secundario es la Pegamun Harmala, o la chagropanga (Diplopterys cabrerana), unas plantas que contienen una cantidad relativamente alta de la substancia IMAO al igual que la AYAHUASCA.

Nadie sabe con certeza desde cuando esta bebida ha sido usada. El primero registro de contacto occidental con la JUREMA data de 1375, PERO NO HAY MUCHOS REPORTES ESCRITOS SOBRE EL TEMA

Siempre se a Escondico como una bebida solo para Chamanes y personas con alto poder de Vision y conciencia.

ENTRADA PARA DE LA CEREMONIA 20:00

SALIDA DEL CENTRO 10:00 DIA SIGUIENTE

APORTACION SOCIOS

120€

ES NECESARIO RESERVAR PLAZAS

La sustancia que lo cambió todo Durante la década de 1940, el interés etnológico por la planta creció hasta convertirse también en un interés químico y en 1946 Lima (PT) logró realizar uno de los primeros aislamientos de alcaloides de las raíces frescas de Mimosa hostilis. Allí, descubrió un alcaloide al que llamó nigerina.

En 1959, Patcher, Zacharias y Ribeiro, aislaron de la corteza del árbol otro alcaloide con propiedades similares a las de la nigerina, que establecieron como un derivado indólico, la N, N-dimetiltriptamina (DMT). N, N-dimetiltriptamina (DMT), es un alucinógeno natural y potente bien conocido que puede ser utilizado por personas para acceder a estados alterados de conciencia.

En muchas comunidades diferentes, las plantas y los animales que contienen DMT se han utilizado durante los rituales, como el de la Ayahuasca, como desencadenante de experiencias místicas.

Como tal, el hallazgo de que el árbol de jurema, específicamente el árbol de Mimosa hostilis, contenía altos niveles de DMT llevó a muchos a pensar que también se usó en un contexto enteogénico, como precursor de experiencias alucinógenas espirituales.

Sin embargo, hasta el día de hoy, a pesar de las muchas observaciones de los rituales con jurema y las prácticas enteogénicas, no ha habido ni una observación etnográfica del uso de la planta como alucinógeno.

Para que el DMT presente en la planta sea eficaz como alucinógeno, debe mezclarse con algún tipo de inhibidor de la MAO. Sin embargo, ninguna observación hasta el día de hoy ha mostrado a alguna cultura que haga uso de la planta jurema junto con un inhibidor de la MAO.

A lo sumo, se puede mezclar con alcohol en rituales como el del catimbó (PT). ¿Conocimiento perdido? Sin embargo, la falta de observaciones de la planta que se usa como alucinógeno no significa necesariamente que las prácticas nunca hayan involucrado un componente alucinógeno.

Como es el caso de muchos otros elementos culturales de diferentes poblaciones autóctonas en Brasil, es posible que el conocimiento sobre las propiedades alucinógenas de la planta se perdiera en medio de la invasión y represión europea en los años siguientes.

La idea de que podría haber habido una o más sustancias que podrían haberse mezclado con jurema durante los rituales en el pasado se llama el misterio de Jurema.

¿La clave del misterio? Desde que se descubrió que la planta de jurema contiene DMT, han surgido muchas especulaciones sobre posibles plantas que podrían haberse utilizado junto con jurema en el pasado.

Entre algunos de los contendientes, que incluyen sustancias desde la pasiflora o el tabaco hasta el jatobá o la madera de hierro, se encuentra la manacá (Brunfelsia uniflora), que ha sido documentada como un potencial inhibidor de la MAO.

Dentro de las comunidades indígenas del noreste de Brasil, región donde se encuentran las plantas de jurema con mayor contenido de DMT, la palabra cá (nombre común que se le da a manacá) se asocia a veces con significados más espirituales.

Por ejemplo, dentro de la comunidad Atikum, 'Anjucá', es la palabra que se le da a una entidad angelical. Dentro del Pankararu, en cambio, las festividades que involucran a Jurema se denominan Ajucá, posiblemente refiriéndose a la combinación de Jurema (Ju) y manacá (Cá).

De hecho, en los rituales de Jurema es común que los involucrados canten al 'Viejo' o al Anjucá.

Sin embargo, cuando se les preguntó sobre la combinación de jurema y manacá, personas de ninguna de las comunidades pudieron recordar de tal combinación, a pesar de reconocer al manacá como una 'planta de ciencia'.

De hecho, en las tradiciones actuales de Jurema, Jurema nunca se mezcla realmente con ninguna sustancia que pueda comportarse como un inhibidor de la MAO, de hecho, la planta que posiblemente podría conducir a un estado ligeramente más alterado, la jurema negra con espinas, en la mayoría de los casos se evita.

Quienes llevan a cabo las ceremonias dicen que la planta de las espinas hace que la gente se 'vuelva loca' y puede causar sufrimientos.

El hecho de que hoy en día se eviten los efectos alucinógenos de la planta, sin embargo, no excluye el hecho de que en el pasado, como sugieren algunas prácticas y nombres, esos efectos no se experimentaban durante las ceremonias de jurema.

De hecho, el acto de evitar las plantas que podrían traer una experiencia alucinógena mejorada también puede percibirse como un conocimiento perdido de los antepasados de las comunidades.

La Jurema siempre cambiante Desde el establecimiento del misterio de la jurema, las ideas sobre si los efectos alucinógenos de la planta eran conocidos o no por las diferentes comunidades y, si se conocían, qué sustancias los desencadenaban, han ido tirando constantemente de uno frente al otro.

Si bien hay indicios claros de que, en el pasado, las comunidades conocían los efectos alucinógenos de la planta, identificar claramente dónde se originó el conocimiento y cómo exactamente se aplicó podría ser igualmente imposible.

Más aún teniendo en cuenta la naturaleza siempre transitoria y mutable de la jurema, que se ha extendido a tantas culturas diferentes durante tantos años.

De hecho, la jurema parece ser el tipo de planta (y práctica) que nunca permanecerá igual por mucho tiempo. Desde sus primeras menciones hasta la actualidad, la jurema ha pasado de prácticas indígenas, a rituales urbanos que mezclan elementos del catolicismo con los de origen indígena y africano.

A cada paso, se agrega un nuevo elemento a las prácticas de jurema, que de por sí ya varía según las distintas regiones y poblaciones. Como era de esperar, el conocimiento "original" de la jurema se pierde fácilmente entre tantas modificaciones y adaptaciones diferentes.

Mientras que en algunas comunidades el conocimiento pudo haber estado presente en algún momento, en otras tal vez el conocimiento nunca llegó. Jurema redescubierta Un fenómeno interesante y reciente que viene ocurriendo desde finales de la década de 1990, es la reapropiación del conocimiento sobre las propiedades alucinógenas de la jurema por algunas comunidades.

En 1997, un investigador, entonces presidente de la fundación Friends of the Forest, llamado Yatra da Silveira Barbosa, viajó a Brasil para aprender más sobre los usos tradicionales de la jurema. Junto con dos antropólogos brasileños, Yatra visitó algunas comunidades que habían estado haciendo uso de jurema durante algunas ceremonias para conocer más sobre su práctica.

Sin embargo, para su sorpresa, notó que las comunidades no conocían el potencial alucinógeno de la planta de jurema cuando se mezclaba con un inhibidor de la MAO y, como tal, decidió compartir este conocimiento con ellos.

Mientras viajaba por diferentes comunidades de Brasil, les mostró los efectos de la jurema cuando se combina con un inhibidor de la MAO llamado Peganum harmala, una combinación que ya había estado investigando durante algún tiempo. A medida que las comunidades experimentaban los efectos, se producía un estado de malestar en el que comenzaba a nacer una reinterpretación de los rituales de jurema.

Ahora, las propiedades alucinógenas de la jurema estaban siendo redescubiertas por las comunidades que la utilizaban tradicionalmente. Lo que estas comunidades harían con tal conocimiento está aún por ser descubierto.

Desde el primer viaje que Yatra hizo a Brasil, se han originado muchos más cultos de jurema y ahora existe un movimiento new age que involucra a la planta.

En el momento de escribir este blog, aún desconozco si las comunidades que fueron introducidas a las propiedades alucinógenas de la jurema adoptaron nuevas prácticas para hacer uso de estas propiedades o no.

Sin embargo, se puede imaginar que tal redescubrimiento al menos ha remodelado, hasta cierto punto, su comprensión de la planta.

Cuanto al misterio de la jurema, si antes ya era difícil desenredar la historia de la jurema para comprender mejor sus orígenes, ahora esta tarea se ha vuelto aún más difícil.

Como ninguna otra planta, la jurema parece ser un símbolo de cambio y adaptación.

En su historia, un reflejo de la complicada historia de la lucha indígena y el desarrollo cultural de un país colonizado como Brasil, donde 'origen' es un tema bastante complicado de discutir.